¡Hay larvas de mosca en ese pie!

Calma, esta vez se usan para tratar el pie diabético.

348

Calma, esta vez se usan para tratar el pie diabético.

Una de las escenas más impactantes de la película Gladiador (Ridley Scott, 2000) es cuando el personaje principal interpretado por Russell Crowe, Máximo, despierta luego de ser capturado por traficantes de esclavos, observa que la enorme herida en su hombro está llena de gusanos y su compañero Yuba evita que se los quite mientras le dice que le ayudarán.

Aunque es una escena salida de la ficción, el uso de larvas para tratar heridas era una práctica común, y que algunos autores registran que comenzó a caer en desuso con el surgimiento de los antibióticos y otras técnicas quirúrgicas.

Sin embargo, la aparición de infecciones producidas por bacterias resistentes a los antibióticos ha abierto nuevamente la posibilidad de recurrir a la larvaterapia, o terapia de gusanos, para tratar heridas, úlceras e infecciones.

El principio de esta técnica terapéutica consiste en producir larvas estériles de Lucilia sericata, nombre científico de una mosca color verde metálico y de tamaño ligeramente mayor a las moscas comunes. Luego, las larvas se introducen en heridas donde hay tejidos muertos, como en el pie diabético, en úlceras venosas o varicosas, úlceras por presión, en heridas quirúrgicas sin cicatrizar, entre otras.

Lo que las larvas hacen es alimentarse de los tejidos muertos y en descomposición, dejando intacto el tejido sano. Además, el movimiento de las larvas dentro de las heridas propicia el desprendimiento del tejido dañado.

A nivel mundial, el uso de larvas para tratar heridas ha mostrado su eficacia, incluso en casos de heridas con bacterias resistentes a los antibióticos. Una revisión sistemática de 339 artículos científicos de todo el mundo sobre el uso de la larvaterapia mostró que esta técnica no solo acortó el tiempo de cicatrización, sino que mejoró la tasa de curación de las úlceras crónicas.

El Hospital General Manuel Gea González de la Secretaría de Salud es el primero en América Latina en utilizar larvas para el manejo de heridas en pacientes.

Larvaterapia para tratar pie diabético y otras heridas

 

FuenteSecretaría de Salud
Compartir